1 de mayo: De la Muerte a la Vida

Yom Hazikaron

– El día conmemorativo de los soldados y las víctimas

000Bombas ocultas en los autobuses o mochilas han suprimido muchas vidas y mutilado a muchos otros. ¡Los coches se han convertido en armas como también los cuchillos, hachas, e incluso las tijeras!

Parece que no hay fin a la violencia y el odio.

Lo peor y que menos se entiende es que, mientras que las familias de las víctimas lloran la muerte de sus seres queridos, a menudo en las comunidades de los terroristas hay celebración por la muerte del enemigo.

Pero el rey David lamentó la muerte de Saúl, que se había convertido en su enemigo.

2 Samuel 1: 17-27

Y endechó David a Saúl y a Jonatán su hijo con esta endecha,

y dijo que debía enseñarse a los hijos de Judá.

He aquí que está escrito en el libro de Jaser.

!!Ha perecido la gloria de Israel sobre tus alturas!

!!Cómo han caído los valientes!

No lo anunciéis en Gat, Ni deis las nuevas en las plazas de Ascalón; Para que no se alegren las hijas de los filisteos, Para que no salten de gozo las hijas de los incircuncisos.

Montes de Gilboa, Ni rocío ni lluvia caiga sobre vosotros, ni seáis tierras de ofrendas; Porque allí fue desechado el escudo de los valientes, El escudo de Saúl, como si no hubiera sido ungido con aceite.

Sin sangre de los muertos, sin grosura de los valientes, El arco de Jonatán no volvía atrás, Ni la espada de Saúl volvió vacía.

Saúl y Jonatán, amados y queridos; Inseparables en su vida, tampoco en su muerte fueron separados; Más ligeros eran que águilas, Más fuertes que leones.

Hijas de Israel, llorad por Saúl, Quien os vestía de escarlata con deleites, Quien adornaba vuestras ropas con ornamentos de oro.

!!Cómo han caído los valientes en medio de la batalla! !!Jonatán, muerto en tus alturas!

Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, Que me fuiste muy dulce. Más maravilloso me fue tu amor Que el amor de las mujeres.

!!Cómo han caído los valientes, Han perecido las armas de guerra! (RVR1960)

OREMOS PARA QUE EL AMOR DE DIOS CONSUELE A LOS QUE LAMENTAN Y QUE TRANSFORME A LOS QUE ODIAN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *